Hoy en día, al parecer puede resultar mucho más fácil, sin que ello signifique “sin esfuerzo”; emprender si lo comparamos con lo que significaba hace apenas unos veinte años.

Las herramientas, los modelos a seguir, la información, las redes sociales, la conformación de comunidades y redes de contacto, obviamente ayudan en gran medida a adelantar un emprendimiento y que éste, a través del tiempo sea exitoso.

Sin embargo, la inmediatez en que vivimos, la rapidez en que se suceden los hechos y acontecimientos, las constantes y variables costumbres de nuestros potenciales prospectos, a veces nos juegan una mala pasada, toda vez que no vemos “mañana” los resultados que esperamos ayer. Nada es inmediato, menos lograr una marca, un posicionamiento.

Por ello, es necesario contar con otras virtudes y herramientas que a veces no las sabemos aquilatar en la forma que se merecen y que realmente son tan o más importantes que Internet, las redes sociales y diversas herramientas tecnológicas.

apasionado_opt

En primer lugar, el requisito más relevante entre varios, es la pasión.  Son muchos los autores que dicen que en cualquier actividad de la vida humana, lo que realmente mueve, remueve, sostiene y hace permanecer es la pasión; es esa fuerza interna que hace posible que tu idea, se lleve a la práctica.

Sin esa pasión, es muy difícil sacar adelante tu emprendimiento, para no decir imposible, toda vez que al primer fracaso de la magnitud que sea, te hará buscar otro camino.

Sin pasión, cualquier comentario – que nunca faltan – respecto que tú idea es malísima; que ya hay otros miles que hacen lo mismo y que el 98,9% de ellos han fracasado en su intento, te hará dudar de tu emprendimiento, de tus capacidades, fortalezas (incluidas por cierto, tus debilidades) y rápidamente te llevará a desistir y abandonar.

perseverancia_opt

Por ello, es importantísimo que junto a tu pasión, tengas una segunda herramienta que no la vende el mercado lamentablemente y es la constancia  y perseverancia.

Aquello significa desde luego, aprender a formar cimientos, fortalecer raíces, construir redes, confianzas y demostrar en los hechos dónde está tu diferencia respecto de la competencia.  Lo anterior, es muy importante pues lo relevante será que sean esas redes, esas raíces, esos cimientos que manifiesten la diferencia y no que seas tú quién lo diga, pues eso pierde su valor en sí mismo.

Debemos tener claro que la competencia siempre existirá, por lo que formar alianzas, estrategias de apoyo, da mucho mejor resultado que prácticas antiéticas o luchas bizantinas entre competidores pues es el mercado, los consumidores, los que en definitiva eligen, a quién preferir y esa elección pasa en la mayoría de las veces en la diferenciación.  Nunca dos productos y/o servicios son iguales. Siempre hay algo que los distingue y los hace diferentes. A eso debes apuntar. Qué es lo que a ti te diferencia.

equipos y mentores_opt

En tercer lugar, una eficaz herramienta la encontramos en la Educación y Acción.  

Una buena alternativa, es sin duda dejarse guiar por buenos mentores y especialistas, que nos vayan moldeando,  enseñando y aprendiendo de sus propios fracasos. Es volver de frentón al pasado, muy exitoso por lo demás, cuando un grande decía, “fui discípulo de”.  El mundo se llenó de grandes pro hombres en diferentes áreas de la ciencia y el arte.

Lo importante será saber elegir a los mejores mentores; tomar en serio sus experiencias, sus fracasos, sus éxitos y sus capacitaciones, pues al saber aquilatar esas entregas, te permitirán ahorrarte muchos sin sabores.

El éxito, creo, no llega sin fracasos y éstos son hasta necesarios.  Serán los errores los que te hagan crecer, pero éstos deben ser al menor costo posible y no me refiero solamente a costos monetarios.

Sin embargo, esa formación, esa educación, sin llevarla a la práctica, sirve de poco.  Por tanto, es indispensable que vayas “aprendiendo y haciendo”, pues será esa práctica la que te permitirá ver y adelantarte a los eventuales problemas que te van a venir en el camino.  A veces, en el papel las cosas resultan; sin embargo, en los hechos concretos; algunas se dan, otras tienen algún problema  otras definitivamente no funcionan.

En síntesis, no reinventes la rueda; sigue a los exitosos, lee mucho, capacítate y sé experto en algo concreto, fórmate con la persona adecuada, trabaja junto a otros aun sean de distintas disciplinas pues con ellos siempre aprenderás algo nuevo; podrás entregar y recibir. En suma, te llamo a la EduAcción!

Por último, debes tener presente que mientras más relacionado estés, más visible estés, mientras te unas a comunidades, formes redes, sigas a buenos mentores, estarás haciendo, ni más ni menos que ¡Marketing y del bueno!

 

 

 

 

Tu anuncio aquí

La mejor y más efectiva publicidad digital de tu emprendimiento al mejor precio.  Visibilidad en todas las entradas, llegando a miles de personas a través de las redes sociales.  Contáctanos sin compromiso.

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!