Natalia  Espíndola Cuevas

Relacionadora Pública, Mención Marketing.

Magíster en Resiliencia.

Especialista en Investigación de Mercados.

Fundadora Movimiento Social 

Agenda Mujer 2030

 

 

Por Natalia Espíndola Cuevas

A lo largo del tiempo, grandes mujeres, políticas, filósofas, escritoras, científicas, se han hecho partícipe de la historia haciéndose un espacio en un mundo tan competitivo, siendo los hombres, gracias a un tema cultural, sus mejores exponentes.

En base a lo anterior, nos podríamos hacer la siguiente pregunta: ¿Las feministas de nuestro país, saben quiénes son estas mujeres?, cuál fue su aporte a la sociedad?

Hoy, en Chile, los bailes, desnudos, gritos y consignas se toman las calles, aplaudidas y rechazadas por su mismo género; vergüenza para algunas, para otras, una forma explícita de descontento en el trato que se les da. Pero qué es lo que buscan?,  cuál es su propósito?, es lo que muchas mujeres y hombres nos preguntamos hoy.

Parte de los hombres dicen que las mujeres que muestran su cuerpo a rostro cubierto no hace más que denigrar a su género, pues, en mi opinión, estas manifestaciones no ayudan a consolidar una discusión que debiera abordarse seriamente en las  políticas públicas respecto a nuestro a nuestro género, sino que nos exponen a un trato morboso y burlesco echando al desperdicio lo que realmente buscamos y buscaron nuestros antepasados, tales como Alejandría, quien desde pequeña cultivó las artes, las ciencias y la música y viajó a  Roma y Atenas, donde estudió Filosofía, Astronomía, Matemática, Física y Lógica.

Juana de Arco, Con sólo 17 años encabezó el ejército real francés, tras convencer al rey Carlos VII de Francia, de que expulsara a los ingleses de Francia.

Mary Wollstonecraft, escritora y filósofa británica, fue una de las pocas mujeres dedicadas a las letras en su afán de ganarse la vida por sus propios medios. Una de sus obras más famosas, llamada: ‘Vindicación de los derechos de la mujer’, escrita en 1792, argumenta que los hombres y las mujeres son iguales por naturaleza.

Susan Brownell Anthony, nació el 15 de febrero de 1820 en Massachusetts, y dedicó toda su vida a la causa feminista, fundó la “Sociedad Femenina pro Temperancia del Estado de Nueva York” y la “Liga de Mujeres Leales”, entre otras asociaciones feministas en las que participó. Fue presidenta de la Asociación Nacional Americana pro Sufragio Femenino.

Estas mujeres como muchas otras, dieron su vida por sus ideologías, pero ellas se prepararon, nada fue a azar, con fundamentos y hechos concretos se ganaron el espacio en la historia y el respeto de toda la sociedad a nivel mundial. Mujeres que con estrategias sólidas y puntuales supieron instaurar sus ideologías en una sociedad machista.

Tenemos mucho trabajo por delante y para ello primero debemos ser férreas en definir el concepto de Feminismo, qué es y qué busca el movimiento en sí.

Sígueme en las redes sociales

Pin It on Pinterest